Todos los que tenemos mascotas procuramos que siempre estén seguros y tengan los mejores cuidados. Ellos nos lo agradecen de infinidad de formas, pero sobre todo con su compañía y su cariño. Esto forma parte del encanto de tener un animal.

Sin embargo, a veces pueden llegar a presentar un comportamiento extraño, aunque aparentemente inocuo, que podría ser signo de algo muy serio. Por eso debemos observar su comportamiento y sus hábitos. Cuando se salen inexplicablemente de su rutina, dejan de comer, se rascan demasiado o están muy susceptibles al contacto humano, es que algo no va bien.

Por ello, lo recomendable siempre es acudir lo más rápido posible al veterinario, comentarle lo que les pasa y cómo se comporta últimamente. Eso ayudará bastante a hacer una valoración clínica, además del reconocimiento y las pruebas pertinentes, con la que atajar un tratamiento para curarles.

Hay un comportamiento al que quizá no le demos la suficiente importancia, pero que se asocia con un problema muy serio:

perros_presion_cabeza_2

Cuando el animal doméstico presiona su cabeza contra las paredes, puertas u objetos sin ninguna razón aparente, puede ser una forma de decirnos de que algo no está bien

perros_presion_cabeza_3

Este comportamiento puede significar que el animal padece la enfermedad del prosencéfalo, algún envenenamiento tóxico, infecciones o tumores que afectan al sistema nervioso

perros_presion_cabeza_4

Este perro, por ejemplo, presiona su cabeza contra la pared a consecuencia de una encefalopatía causada por un intoxicación hepática

perros_presion_cabeza_5

El acto de presionar la cabeza es un signo de enfermedad del prosencéfalo, en la que se ven afectados el cerebro anterior y partes del tálamo del cerebro

perros_presion_cabeza_6

Otros síntomas que pueden acompañar a este son vueltas y movimientos compulsivos, cambios en el comportamiento, convulsiones, daños reflejos y problemas visuales

perros_presion_cabeza_7
Algunos de estos síntomas pueden llevar a cierto tipo de lesiones, como por ejemplo: llagas en los pies, a consecuencia del paseo compulsivo, o lesiones en la cara y la cabeza, como resultado de presionar constantemente la cabeza contra alguna superficie.

Por eso, deberemos acudir al veterinario lo antes posible, a fin de obtener un diagnóstico claro y un tratamiento acorde con la dolencia

perros_presion_cabeza_8

Fuente: PetMD vía wimp

Publicado en Miscelánea