Sentimos un amor incondicional por nuestras mascotas, eso es innegable, pero a veces esto choca con la integridad y pulcritud de nuestros hogares, ¿no es así? De hecho, si recordáis, la semana pasada compartíamos con vosotros un fantástico truco para eliminar de una vez por todas los pelos de nuestros animales del sofá, de una forma bastante rápida e ingeniosa.

Como os decía, mantener nuestra casa como los chorros del oro no es fácil, y mucho menos cuando tenemos una o varias mascotas que parece que se han empeñado en dificultarnos aún más todas estas tareas. Aún así merece la pena.

Por eso, normalmente las alfombras y moquetas son una de esas cosas de las que la gente evita poner en casa cuando conviven con perros o gatos. Bien, pues eso era antes, porque os hemos traído un truco infalible para sacar las manchas más difíciles, así como quitar el olor generado por sus deposiciones. ¡Toma nota!

La bloguera Dee Dee encontró una manera muy simple para deshacerse incluso de las manchas más difíciles de su moqueta

lavavajillas_1
Aunque tenía las áreas de peligro de mancharse bastante localizadas, necesitaba una solución eficaz y duradera para enfrentarse a las manchas de su perro.

Os presento al gamberro y autor de las manchas de la moqueta: ¡Trevor! 🙂

lavavajillas_2
El dulce Trevor tiene la friolera de 16 años y, recientemente, ha empezado a tener pequeños “accidentes” en la moqueta de color beige de Dee Dee.

Entonces, ¿qué hacer con las manchas? A nuestra bloguera se le ocurrió una solución de dos ingredientes: agua oxigenada y un lavavajillas concentrado

lavavajillas_3
Estoy convencido de que tenéis ambas cosas en casa para hacer una prueba, y si no, podéis adquirirlos en el supermercado por un módico precio.

Mezcla los dos líquidos en un recipiente de plástico, utilizando la misma cantidad de cada uno de ellos

lavavajillas_4
Puedes utilizar cualquier recipiente para medir las cantidades.

Una vez mezclado, sumerge el cepillo en la solución y frota las manchas con gana

lavavajillas_5
Un cepillo de cerdas funciona mucho mejor para esta tarea. Asegúrate de frotar muy bien toda la parte de la mancha.

Después de aplicar el producto, deja que repose durante unos 30 minutos. Después puedes utilizar papel de cocina para que absorba la humedad restante

lavavajillas_6

¡Y ya está! ¿Quién habría imaginado que quitar las manchas más rebeldes de la moqueta o la alfombra podría ser tan fácil? Si te ha gustado, no olvides compartir este fantástico truco con todos tus amigos.

Vía: ourcloverhouse

Publicado en Hogar