La carrera profesional de Ashly está profundamente marcada por la pérdida de su madre cuando era todavía era adolescente y, para ella, cumplir sus sueños y sus metas es la mejor manera de agradecerle todo el amor que le dio y un regalo para que se sienta orgullosa de su hija desde donde esté. Todos estos sentimientos, de profundo amor y gran dolor, se trasladan a su forma de cantar e interpretar.

En su aparición en el programa de talentos Factor X eligió un tema que bien le podía haber costado el concurso: I Always Love You de Whitney Huston, una voz tan conocida y valorada como la de Whitney en la que es difícil destacar con una versión de una de sus canciones, pero la estupenda Ashly lo defendió tan apasionadamente que ni ella ni el jurado pudieron contener las lágrimas de emoción.

Fuente: The X Factor USA. Este artículo apareció originalmente en nuestro web artistasdelared.com

Publicado en Cultura y ocio