Zvika Klein es un periodista judío que ha querido demostrar cómo son discriminados: ha paseado en silencio por paris durante 10 horas, grabando las reacciones de aquellos que lo rodeaban.

El antisemitismo sigue existiendo, y no sólo en zonas localizadas como determinados barrios o zonas de suburbios. El siguiente vídeo resume en algo menos de 3 minutos el tratamiento denigrante que sufre el periodista, el cual ignora para no entrar en confrontación, a pesar de ser escupido en varias ocasionas y tras recibir toda clase de insultos.

A veces era caminar por el centro de Ramallah

Al entrar en un barrio de viviendas públicas, nos encontramos con un niño pequeño y con su madre que vestía un hijab. El pequeño preguntó a su madre “¿Qué está haciendo aquí mami? ¿No sabe que lo van a matar?”

Caminando por una escuela en uno de los barrios de París, un joven gritó “Viva Palestina” a mi paso. Momentos más tarde, pasando entre un grupo de adolescentes, una de las chicas comentó: “Mira eso. Es la primera vez que he visto una cosa de estas” Refiriéndose a la kipá que vestía.

Los judíos están huyendo del país

Las agresiones a los judíos están aumentando, en 2014 se registraron 851 agresiones antisemitas, aumentando en casi el doble las sucedidas en años anteriores. La situación es tan grave que algunas familias ocultan su condición e incluso se marchan del país.

Los últimos incidentes entre Israel y Palestina ha avivado las llamas del odio, y fuera de de Israel la confrontación continúa.

Original: Nrg Li

Publicado en Miscelánea