Jake Qickenden se había prensentado en una anterior edición del programa de talentos “Factor X” allá por 2012, sin destecar especialmente, su paso no tuvo éxito. Sin rendirse, Jake quiso volver a probar suerte e intentarlo de nuevo. Para ello, preparó una versión algo confusa del tema All of Me de John Legend. Su atípica presentación hizo que el jurado le detuviera en mitad de su actuacióny, animándole a cantar otra canción intentado sentir más cada palabra.

Jake se sinceró con los jueces contándoles que desafortundamente había perdido a su hermano pequeño hacía un año. Los jueces sugirieron reconducir el sufrimiento para encontrar la fuerza y la sensibilidad que necesitaba al cantar.

Mira lo que ocurrió cuando el concursante siguió el consejo del jurado y empezó a cantar Say Something de Christina Aguilera y A Great Big World. El cambio fue tan espectacular que te emocionará.

Original via artistasrevelacion

Publicado en Cultura y ocio