Todo el mundo ha tenido un amigo favorito en la niñez, ya fuera invisible, de peluche o de carne y hueso. Zoey y Jasper son ese ejemplo de inseparables amigos, el primero es un perro de rescate de taiwan de 7 años y el otro es un pequeño baboso de 10 meses de edad, a los que les encanta posar para su dueña y madre Grace Chon.

Pero no sólo las fotos hacen la historia bonita, si por algo se ha viralizado es porque además Zoey fue rescatado y adoptado cuando lo tiraron a él y a sus 5 hermanos por una alcantarilla.

Fuente: 1

Publicado en Miscelánea