Seguro que en más de una ocasión os habéis quedado sin tomar una botella de vino porque a alguien se le había olvidado el sacacorchos. ¿Os suena?

Pues tengo el gusto de informaros que esta escena no volverá a repetirse jamás, pues a partir de ahora podréis descorchar todas las botellas de vino que os venga en gana sin necesidad de una barrena o sacacorchos, y todo gracias al truco que os proponemos en el vídeo que viene a continuación.

Lo mejor de todo es que lo único que vais a necesitar es uno de vuestros zapatos y una pared.

Podéis estar tranquilos porque, si se hace con cuidado, este método no pone en riesgo la integridad de la botella, por lo que cualquiera podría hacerlo.

¿Queréis saber cómo se hace? Haced click en el siguiente vídeo y despejad vuestras dudas.

Vía: Mirabeau en Provence

Publicado en Hogar