No sólo los adultos pueden estar estresados, dolidos o irritados. Como todas las personas, los niños y niñas son propensos a sufrir estas emociones y sus síntomas.

Afrontar un mundo que aun no comprenden, no conseguir satisfacer sus caprichos y cumplir con una apretada agenda académica y extraescolar pueden hacer que se frustren y sus emociones estén a flor de piel.

Es entonces cuando es más fácil sufrir un ataque de ira y tremendas rabietas, golpear a un amigo o familiar o perder el control.

Solo respira, es un orignal cortometraje en el que varios chicos y chicas hablan de sus emociones y de cómo se sienten cuando se enfadan, para presentarnos un buen ejercicio para volver a la calma.

La idea surgió cuando Julie Bayer Salzman y Josh Salzman escucharon a su hijo de 5 años hablar con un amigo sobre cómo sus emociones afectaban a su cabeza y cómo se calmaba respirando, un excelente ejercicio valido tanto para niños, como para adultos.

Original: “Just Breathe” by Julie Bayer Salzman & Josh Salzman (Wavecrest Films)

Publicado en Familia