Nuestro cerebro es caprichoso a la hora de interpretar la información que recibe del exterior. Uno de los casos más curiosos son las llamadas pareidolias.

Este efecto hace que nuestro cerebro asocie vagos estímulos visuales o sonoros con formas o sonidos que conocemos. Es la culpable de que veamos animales en las nubes, escuchemos palabras en otros idiomas que creemos reconocer en el nuestro o, la más común, que veamos una cara donde solo hay 2 puntos y una raya.

Pero como ya hemos dicho antes, nuestro cerebro es caprichoso y a veces no consigue descifrar cierta información que sabemos que está ahí. Este es el caso del siguiente acertijo.

Hay una cara escondida en esta fotografía

Pues sí, entre todas estas piedras, arboles y matojos se encuentra un rostro humano. No os voy a engañar, no es nada fácil encontrarlo (a mi me ha llevado varios minutos), pero es bastante reconocible.

Si no lo habéis encontrado ya, puedo daros una pista: es un rostro perfectamente delimitado: con sus ojos, párpados, nariz, orificios nasales, labios, etc. Si no sois capaces, os decimos la solución…

 

 

 

 

Un poco más abajo

 

 

 

 

 

Solución:

solucion encuentra la cara en esta imagen, no es facil

Perfectamente camuflado en la esquina inferior derecha aparece este rostro. Dicen que en la fotografía hay escondidas otras caras. La verdad es que en la redacción no hemos sido capaces de encontrar ninguna más ¿Las conseguiréis ver vosotros?.

 

Publicado en Miscelánea