Xbox España ha publicado un vídeo explicando como podemos solucionar cuando nuestra Xbox One S o Xbox One se apaga de repente.

Si la consola Xbox One S o Xbox One original no se enciende, puede que la fuente de alimentación esté defectuosa o mal conectada o puede deberse a otro motivo.

Prueba las siguientes soluciones.

Soluciones XBOX ONE S

Solución 1: Restablece la fuente de alimentación interna

La consola Xbox One S tiene una fuente de alimentación interna que funciona en todas las regiones del mundo. Si la consola no se enciende, puede que necesite restablecer la alimentación. A menudo los problemas de alimentación se deben a que esta se restablece tras una sobrecarga eléctrica.

Nota Dado que la consola tiene un protector ante sobrecargas integrado, no deberías conectarla a un protector externo similar. Si lo haces, la consola no podrá llegar a obtener toda la alimentación necesaria para un rendimiento óptimo.

Para restablecer la alimentación interna, sigue estos pasos:

  1. Desconecta el cable de alimentación de la consola.
  2. Espera 10 segundos.
  3. Vuelve a enchufar el cable a la consola y presiona el botón Xbox de la parte frontal de la consola.

Si la consola se enciende, eso es que el restablecimiento de la alimentación interna ha funcionado. Si se repite el problema en el futuro, vuelve a realizar este paso.

Si la consola aún sigue sin encenderse, prueba la siguiente solución:

  • Comprueba que el enchufe de pared que estés usando funciona con otros dispositivos.
  • Comprueba que el cable de alimentación esté firmemente conectado con el enchufe de la pared y con tu consola.
  • Asegúrate de estar usando el cable de alimentación que venía con la consola y de que es el cable correcto para tu región.
  • Si la consola sigue sin encenderse, tendrá que ser revisada por el servicio técnico. Para solicitar la revisión, inicia sesión en la página Soporte técnico de dispositivos con las credenciales de tu cuenta Microsoft y solicita un servicio.

Soluciones XBOX ONE Original

Solución 1: Restablece la fuente de alimentación

La fuente de alimentación de la consola Xbox One original dispone de una protección de sobrevoltaje integrada en la consola para protegerla frente a subidas de tensión. Debes restablecer la fuente de alimentación si observas una subida de tensión. Esta es la manera de hacerlo:

  1. Desconecta los cables de la consola, la toma de corriente y la propia fuente de alimentación.
  2. Espera 10 segundos.Importante Asegúrate de esperar 10 segundos. Este paso permite que la fuente de alimentación se restablezca. Asegúrate de desconectar la fuente de alimentación tanto de la toma de corriente como de la consola Xbox One.
  3. Vuelve a conectar con firmeza el cable de alimentación a la consola y vuelve a enchufar el cable a la toma de corriente y a la fuente de alimentación. Conecta la fuente de alimentación directamente a una toma de corriente. No utilices ningún protector de sobrevoltaje ni alargadores, ya que pueden afectar al rendimiento de la fuente de alimentación.
  4. Enciende la consola y comprueba la luz de la fuente de alimentación.

Solución 2: Averigua si la consola recibe energía eléctrica

Comprueba si el botón de encendido de la parte delantera de la consola Xbox está encendido. Esta es la forma más rápida de averiguar si la consola recibe energía eléctrica. Si no está encendido, pulsa el botón para ver si se enciende. Si el botón está encendido, no es preciso seguir el resto de los pasos, ya que la consola está recibiendo energía eléctrica y la fuente de alimentación funciona.


Es posible que tengas problemas con el vídeo si el botón Xbox está encendido, pero la pantalla está en blanco. Para solucionar un problema con el vídeo, prueba los pasos que se describen en Solucionar problemas con una pantalla del televisor o monitor en blanco con la consola Xbox One encendida.

Si la consola se enciende pero se apaga de intermitentemente o cuando menos te lo esperas, consultaSolucionar el problema cuando la consola Xbox One se apaga de repente.

Solución 3: Comprueba el estado de la unidad de la fuente de alimentación

La fuente de alimentación de la Xbox One dispone de un indicador de energía LED. Este indicador muestra el estado de la consola Xbox One. Sigue estos pasos para solucionar problemas con la fuente de alimentación de la Xbox One:

  1. Asegúrate de que todos los cables estén enchufados antes de comprobar la luz de estado LED. Es importante asegurarse de que los cables estén conectados firmemente a la toma de corriente y a la consola. El color del LED indica si la fuente de alimentación funciona correctamente cuando no está conectada a la consola.
  2. Comprueba el color de la luz LED de la fuente de alimentación.
Luz naranja: Luz blanca:
Estado de la consola Modo de encendido Instant-On Modo de ahorro de energía Resultado
Consola encendida Blanco Blanco La fuente de alimentación funciona correctamente
Consola en espera o apagada Blanco Naranja La fuente de alimentación funciona correctamente
Fuente de alimentación desenchufada o defectuosa El LED no se enciende o emite una luz naranja parpadeante El LED no se enciende o emite una luz naranja parpadeante Solucionar problemas con la fuente de alimentación

La fuente de alimentación muestra una luz continua de color blanco o naranja: la fuente de alimentación está funcionando y la consola recibe electricidad.

Importante Es posible que la fuente de alimentación muestre una luz naranja si no está conectada a la consola o cuando la fuente de alimentación no está funcionando correctamente. Asegúrate de que los cables de la fuente de alimentación estén conectados a una toma de corriente y a la consola. Si la luz de la fuente de alimentación pasa de naranja a apagada al conectarla a la consola, sigue los pasos de solución de problemas indicados en la solución 1 para restablecer la fuente de alimentación:

La fuente de alimentación no muestra ninguna luz o muestra una luz naranja parpadeante: es posible que tengas que reemplazar la fuente de alimentación. Para comprobar si necesitas una nueva fuente de alimentación, sigue los pasos que se indican en la solución 1.

Solución 4: Desactiva el modo de energía Inicio inmediato de la Xbox One

Este problema puede aparecer cuando el modo de energía Inicio inmediato está activado. En este modo de energía, la consola puede descargar e instalar actualizaciones. En alguna ocasión, puede que haya una actualización que se esté descargando o instalando que tal vez interfiera con el inicio de la consola Xbox One.

Para saber si este es el problema, desconecta la fuente de alimentación, espera unos minutos, vuelve a conectarla directamente a la toma de corriente y enciende la consola.

Si esto funciona, te convendrá desactivar el modo de energía Inicio inmediato:

  1. Pulsa dos veces en el botón Xbox o desplázate a la izquierda hasta la pantalla Inicio para abrir la guía.
  2. Desplázate hacia abajo hasta Configuración.
  3. Selecciona Toda la configuración.
  4. Selecciona Energía.
  5. Cambia el modo de encendido a Ahorro de energía.

Solución 5: Comprueba que la consola Xbox One y la fuente de alimentación están en la posición correcta

Hay dos aspectos importantes con respecto a la colocación correcta:

  • La consola Xbox One y la fuente de alimentación disponen de ventiladores internos. Asegúrate de que estos ventiladores no estén bloqueados. Consulta Cómo colocar la consola Xbox One S o Xbox One original.
  • Comprueba que tanto la consola como la fuente de alimentación se encuentren sobre una superficie plana y estable.

Si los ventiladores están bloqueados, la consola o la fuente de alimentación podrían sobrecalentarse. Si se mantienen bloqueados durante mucho tiempo, la consola o la fuente de alimentación podrían dañarse.

Solución 6: Enchufa la fuente de alimentación directamente a una toma de corriente

La fuente de alimentación de la Xbox One está equipada con una protección de sobrevoltaje. Conecta la fuente de alimentación a una toma de red que funcione. Algunos protectores de sobrevoltaje pueden provocar que la fuente de alimentación no funcione como debería, lo cual puede repercutir en el rendimiento.


Solución 7: Otras acciones que puedes intentar

Si se sigue produciendo el problema, prueba lo siguiente:

  • Prueba con otra toma de corriente. Las tomas de corriente a veces no funcionan bien. Conecta la consola y la fuente de alimentación a otra toma y vuelve a hacer la prueba.Nota Prueba la toma de corriente con otro dispositivo antes de hacerlo con la consola Xbox One y la fuente de alimentación.
  • Si es posible, pídele a un amigo la fuente de alimentación de la consola Xbox One. Prueba esa fuente de alimentación en tu consola. Si funciona, entonces se trata de un problema de tu fuente de alimentación y tendrás que sustituirla.
Publicado en Tecnología y videojuegos
Fuentes consultadas:
www.centrojuegos.net