Los bailarines profesionales se toman su trabajo muy en serio. El nivel y la dedicación que requiere su disciplina los convierten en sacrificados trabajadores de cuyo esfuerzo constante dependen sus resultados.

El siguiente vídeo pertenece a una actuación de la escuela de baile australiana Step Up Dance Academy, donde cada año, 3 mujeres interprentan una performance muy esperada como motivo del final del curso.

Hace 4 años quisieron hacer algo distinto: realizar un espectáculo cómico sin que su puesta en escena dejara de ser menos profesional por ello. Y lo consiguieron, ataviadas con un traje especial que las unía a dos marionetas que emulaban sus movimientos, las 3 protagonistas del siguiente vídeo realizaron una “multitudinaria” y aplaudida coregofrafía

Publicado en Cultura y ocio