Conforme nos vamos haciendo más mayores, dejamos de ser niños, como es lógico. Pero el tiempo arrastra también consigo una de las cualidades mas especiales que no deberíamos perder nunca: la ilusión infantil por la diversión. Todos de pequeños hemos deseado volar por el cielo en uno de nuestros juguetes, o cavar un agujero y llegar a la otra parte del mundo. Entonces, ¿por qué no mantenemos esa magia en las cosas que hacemos?. Básicamente, basamos nuestra felicidad en las cosas materiales y en los éxitos laborales y deportivos.

El youtuber Roman Atwood es una de esas personas que siguen teniendo alma de niño -aunque es un poco excéntrico en otras– y para sorprender a su mujer y hacer que sus hijos y los amigos de estos tuvieran un recuerdo inolvidable realiza algo comparable a cuando Homer (u Homero, si nos lees desde Lat.) en la serie Los Simpsons, inunda la ciudad. En este caso, la inundación es con bolas de juguete, y el escenario es su casa.

Original: Roman Atwood

Publicado en Miscelánea