En ocasiones la cocina de vanguardia utiliza difíciles técnicas de cocción y decoración para crear platos increíbles, en otras ocasiones sólo utilizan pequeños trucos que crean efectos sumamente vistosos y sorprendentes.

Si eres un amante de la alta cocina y quieres decorar tus platos con ingredientes originales, hoy te traemos un curioso truco para dejar con la boca abierta a vuestros comensales, cocer un huevo invirtiendo la posición de la clara y la yema.

Toma nota, es muy fácil y estamos seguros de que en tu próxima comida familiar tus invitados preguntaran asombrados ¿Cómo has cocido un huevo del revés?

huevo al reves 1

1. Coloquemos una linterna junto a la cáscara de un huevo crudo.

huevo al reves 2

La luz de la linterna atravesará la cascara e iluminará la clara del huevo que es translucida.

2. Envuelve el huevo con celofán.

huevo al reves 3

Puede que te sientas tonto envolviendo un huevo con celofán, pero la técnica lo requiere.

3. Coloca el huevo dentro de un par de medias y anuda los extremos.

huevo al reves 4

Es importante que los nudos queden ajustados para que el huevo no baile dentro de la media.

4. Haz girar el huevo sobre si mismo.

huevo al reves 5

Esta parte es muy divertida pero hazlo con cuidado de no golpearlo contra ningún objeto, o lo lamentarás.

5. Ilumina de nuevo el huevo.

huevo al reves 6

Esta vez el huevo no debe iluminarse, no brillará y permanecerá opaco. Esto es porque la yema se ha recolocado en la parte exterior envolviendo a la clara.

Si el huevo se iluminará es que aun no está listo, y debes darle unas cuantas vueltas más.

6. Cocer el huevo

huevo al reves 7

Introduce el huevo en agua caliente y calienta hasta que casi hierva. No retires el celofán aun.

Es importante girar el huevo frecuentemente mientras está en el agua para evitar que la clara y la yema se recoloquen.

Tras unos 10 o 15 minutos, podrás apagar el fuego. Déjalo 5 minutos más en el cazo y después sumerge el huevo en un bol de agua helada para detener el proceso de cocción.

7. ¡Y listo!.

huevo al reves 8

Retira el huevo, la cinta de celofán y la cáscara, corta el huevo por la mitad y admira tu extraña obra. Utilízalo para decorar tus platos, sorprender a tus invitados o experimentar con tus hijos.

Fuente: Distractify

Publicado en Cocina