Los felinos tienen un horario de actividades muy personal. Se pueden pasar durmiendo casi todo el día, pero en cuanto llega la media noche se ponen a pegar saltos y maullidos como si no hubiera un mañana.

Todo aquel que comparte la vida con uno de estos peludos animales conoce bien sus costumbres. Es cierto que cada gato tiene su propia personalidad, pero, como especie, comparten ciertas manías felinas.

Tenemos que tener en cuenta que, al fin y al cabo, es un animal, por lo que no podemos exigirle que razone todos y cada uno de sus actos. Pero a veces esto se nos olvida y los tratamos casi como si fuesen personas.

Nick T

Sería una lastima que alguien interrumpiese tu sueño ¿no? / Nick T

Nicholas Tecosky es un joven escritor estadounidense que comparte su vida con 2 felinos llamados Italics y Buckley. Su vida es como la de cualquier otro amante de estos animales. Esto incluye que Italics le despierte a las 4 a.m. cuando se aburre.

Pero la venganza es un plato que se sirve frío y Nick lo sabe muy bien. Ha decidido esperar a que Italics se quede dormido para pagarle con la misma moneda y despertarlo de un maullido. ¿Vosotros que opináis? ¿Es una justa venganza o ganas de molestar al gato?.

Fuente: Bored Panda, LovesAndConsequences, Twitter, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Animales