De vez en cuando, en los los reality shows de todo el mundo, aparece un diamante en bruto. Britain’s Got Talent es una plataforma televisiva fantástica, para que todos los que posean algún tipo de talento puedan mostrarlo al mundo.

Podríamos decir que Calum Scott ha caído del cielo para convertirse en la nueva revelación del famoso programa de variedades del magnate de la música y juez principal del programa, Simon Cowell, quien no se lo pensó dos veces antes de pulsar el botón dorado tras escuchar la actuación de Scott. Este pulsador envía directamente a los concursantes a las actuaciones en directo, por lo que solo se acciona en las ocasiones más excepcionales.

Calum no acudió solo al programa. Su hermana Jade actuó justo antes que él, recibiendo cuatro negativas por parte del jurado. Esto supuso un handicap descomunal para nuestro protagonista, quien se armó de valor para cantar Dancing On My Own de Robyn. Os aseguro que su interpretación es sencillamente sublime…

Fuente: Britain’s Got Talent

Publicado en Cultura y ocio