En 2004 Kellie daba a luz a su pequeño, junto la reconfortante y fraternal compañía de su marido. Todo salió de la mejor manera posible, pero la tragedia llamó a sus vidas cuando unos meses después sufrieron un accidente de tráfico donde el marido de Kellie murió y el pequeño Eli resultó gravemente herido.

El trabajo del equipo formado por médicos, enfermeros, y personal de transporte de emergencias hicieron posible que el niño sobreviviera, pese a su situación, en la que tuvieron que reanimarlo varias veces. 10 años más tarde, Kellie visita, una por una, a todas las personas que lo hicieron posible para agradecérselo personalmente y obsequiarles con una invitación a una fiesta en la que conocerán al niño al que salvaron.

Original: ArnoldPalmerHospital, proyecto Gracias.

Publicado en Miscelánea