Desde hace décadas, se llevan utilizando a los animales en terapias para todo tipo de enfermedades, especialmente con niños. Lo que es sorprendete es cómo responde este anciando con Alzheimer, el cual ha perdido casi toda la capacidad de dicción, cuando ve a su perro.

Fuente 1
Publicado en Miscelánea