Si te gusta el café y la fotografía (intelectual mezcla), y si además te dejas caer por Corea del Sur, deberías visitar la obra que este coreano, ex-piloto de helicópteros y apasionado de la fotografía, ha construido en su jardín con forma de cámara Rolleiflex
(una línea de cámaras de fotos de gran renombre fabricadas por la empresa alemana Rollei).

¿Pero qué es realmente? ¿Qué hay dentro?

Dentro podrás encontrarte con una cafetería abierta todos los días desde las 11, formada por dos plantas; en la planta baja podrás tomarte un café mientras admiras su colección de cámaras y subir a la segunda cuando quieras ir al baño.

Fuente: 1 y Facebook del artista

Publicado en Cultura y ocio