Creo que no me equivoco si digo que a todo el mundo le gusta la música. No el mismo tipo claro, pero seguro que hay algunas melodías que nos ponen una sonrisa en la cara.

Hay a quien le gusta el sonido de una guitarra, otros prefieren un piano, los hay que disfrutan al escuchar el agudo sonido de los violines, etc. Desde que el hombre empezó a marcar un ritmo con el sonido de dos palos entrechocando, casi cualquier objeto ha servido para componer melodías.

Hay instrumentos realmente extraños que emiten sonido igual de raros. Pero todos ellos fueron construidos con el objetivo de hacer música. Hoy os traemos un vídeo de una persona que es capaz de tocar una preciosa melodía con un objeto que todos tenemos en casa.

Se trata de unas cuantas copas llenas de agua, para que emitan un tono diferente al acariciar su borde con los dedos. Esto, que todos hemos hecho alguna vez, se convierte en un espectáculo increíble en manos de un virtuoso de la música.

Pero es mejor verlo, y escucharlo, que describirlo. Dadle play al vídeo, no os arrepentiréis.

Y es que el mundo sin música sería un poco aburrido ¿no creéis?.

Fuente: Street Performers Got Talent!, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Cultura y ocio