Quizá pienses que la gente que se levanta a las 5 de la mañana es un poco rara, pero apuesto a que es bastante productiva. Pero ¿qué me decís que aquellos que se levantan a las 11?

Resulta que hemos estado equivocados todo este tiempo, cuando pensamos que dormir más o menos es una cuestión de hábitos, o simplemente una preferencia.

Los investigadores han descubierto que el tiempo que dormimos podría venir codificado en nuestro ADN.

Y es que todos tenemos un reloj interno que no necesariamente está sincronizado con el de los demás. Esto significa que todos tenemos nuestro propio cronotipo o preferencia por el tiempo que dedicamos a dormir.

Para entender lo que estoy diciendo de una forma mejor, pinchad en el vídeo que viene a continuación. Después de verlo, igual entendéis por qué algunos dormimos más que otros 😛

Original: Vox

Publicado en Ciencia