Me encanta el ajo, y la verdad no consigo entender como hay personas que aborrecen su sabor, cuando a mi me basta oler su aroma en un sofrito para empezar a salivar.

El sabor del ajo cambia según su elaboración, adoptando matices picantes o dulces según su cocción. Así, su gusto ligeramente picante en crudo, resulta perfecto para ensaladas y verduras como el tomate o aderezos como el tzaziki griego o el alioli. En cambio, asado al horno, el ajo se vuelve suave, aromático y aterciopelado en boca, siendo este el preferido por los consumidores.

Lo cierto es que en mi casa hay peleas por conseguir los ajos del pollo al ajillo o los contramuslos al horno, pero pronto las riñas y las batallas con el tenedor van a acabar de una vez por todas, gracias a esta magnífica receta para elaborar puré de ajos al horno.

Un aderezo natural y sano, ideal para acompañar nuestras carnes, pescados y barbacoas. No te lo pierdas.

Original: PureWow Presents: Work That Garlic (Roast Like a Champ)

Publicado en Cocina