Aún recuerdo cuando era pequeño y mi abuela iba a por mí al colegio. A veces, como premio, me traía una caja de Mikado, que no duraba ni 15 minutos. Y es que son uno de esos snacks que saben bien a cualquier hora del día, perfectos para grandes y pequeños.

Casualmente, nos hemos topado con una receta en el canal de Youtube Cosas de Loli que nos enseña cómo hacer barritas de Mikado caseras. El resultado final tiene una pinta estupenda y, en apariencia, son igual que los originales. Suponemos que, por los ingredientes que lleva, deben estar deliciosos.

¿Quieres aprender a hacer tus propios Mikado? Toma nota, pues esto es lo que vas a necesitar:

Ingredientes

  • 200 gr. de harina de trigo
  • 40 gr. de azúcar glas
  • 40 gr. de mantequilla o margarina
  • 1 pizca de sal
  • 100 ml. de agua
  • 150 gr. de chocolate para fundir

Antes que nada, ponemos el horno a precalentar a 170ºC. Después, en un bol, mezclamos la mantequilla con el azúcar glas, hasta que quede una masa uniforme

Acto seguido echamos parte de la harina, parte del agua y la sal. Batimos

Cuando todo haya quedado bien mezclado, añadimos el resto de harina y agua

Batimos de nuevo hasta que todo se haya mezclado perfectamente

Cuando tengamos la masa, amasamos con las manos durante 6 o 7 minutos. Transcurrido el tiempo, hacemos una bola con la harina

Extendemos la masa con ayuda de un rodillo, dejándola con un grosor aproximado de 1 cm

Una vez estirada, hacemos cortes como los que estáis viendo en la imagen, con ayuda de un cortador de pizzas

Amasamos y estiramos cada uno de los pedazos y lo partimos en dos, de tal modo que nos queden palitos de unos 15 cm

Cuando los tengamos, traspasamos uno a uno los mikados. Después horneamos durante 10 minutos o hasta que estén dorados

Mientras, fundimos el chocolate en el microondas o al baño maría. Si escogéis la primera opción, hacedlo en intervalos de 30 segundos para que el chocolate no se queme. Cuando lo tengamos, echamos el chocolate en un vaso de tubo

Mojamos, uno a uno, nuestros mikado en el chocolate, dejando un par de centímetros libres, y los colocamos en un soporte para que se enfríen

¡Así de fácil! Dale el capricho a tus hijos o nietos y, por qué no, a ti también 🙂

Si tenéis alguna duda sobre alguno de los pasos, no dudéis en hacer click en el vídeo de abajo para ver la receta completa:

Vía: COSAS DE LOLI

Publicado en Cocina