La contaminación de los oceános es un problema que escapa a lo que muchos podrían llegar a imaginar. Desde su utilización en el siglo XX, gran parte del residuo plástico, un material que no es biodegradable, acaba en el mar arrastrado por las corrientes oceánicas formando auténticas islas de basura terminando con la fauna marina que lo ingiere por equivocación o que queda atrapada én el.

Mientras que los paises del interior suelen procesar los residuos plásticos en vertederos, 192 paises tienen acceso directo a la costa, lo que implica mayor facilidad para el vertido de residuos, especialmente las regiones que se encuentran en un límite de 50Km desde la costa, generando 275.000.000 toneladas.

Un estudio liderado por la científico Jenna Jambeck de la Universidad de Georgia, basado en los hábitos de los consumidores de distintos paises y sus residuos, ha podido clasíficar la procedencia del plástico que flota en el mar. El resultado lo tienes en el siguiente vídeo.

Original: Wall Street Journal

Publicado en Animales