Todos nos bañamos, nos lavamos los dientes, utilizamos el baño, nos aseamos, etc. Pero hacemos cosas por costumbre sin saber lo perjudiciales que pueden llegar a ser.

No lavas el cepillo de dientes como es debido

¿Por qué? Un estudio revela que en tu cepillo de dientes conviven 10 millones de gérmens

¿Qué debo hacer? Mete un par de veces por semana tu cepillo de dientes en el microondas durante 10 segundos

Tiras de la cadena con la tapa abierta

¿Por qué? Porque las bacterias fecales salen disparadas a medio metro alrededor.

¿Qué debo hacer? Cerar la tapa primero, y después tirar de la cadena

Malgastas agua de la ducha hasta que logras alcanzar la temperatura adecuada

¿Por qué? En 10 minutos de ducha puedes gastar 160 litros de agua.

¿Qué debo hacer? Marcar con un rotulador de tinta indeleble el punto del grifo (o grifos) que te dan la temperatura adecuada

Te secas aprentando y restregándote fuerte la toalla

¿Por qué? Haces que tu piel se irrite y puedes acabar teniendo problemas.

¿Qué debo hacer? Secarte dándote toquecitos, y si además te echas crema hidratante, no aplicarla con la piel complétamente seca, así aprovechas una hidratación extra.

Corres el riesgo de resbalarte en la ducha

¿Por qué? El 81% de los accidentes domésticos ocurren en la ducha.

¿Qué debo hacer? Usar una alfombrilla especial antideslizante.

Tiras el dinero con las cuchillas de afeitar

¿Por qué? Porque el dinero no crece de los árboles.

¿Qué debo hacer? Puedes afilar cualquier cuchilla de afeitar pasándola varias veces por unos pantalones vaqueros viejos como se muestra en el video y prolongar la vida útil de la cuchilla 10 veces.

Te frotas con una esponja que contiene millones de células podridas

¿Por qué? El ser humano pierde casi 1 millón de células al día.

¿Qué debo hacer? Dejar la esponja seca después de cada lavado y una vez a la semana meterla en el microondas durante 10 segundos.

No orinas en la ducha

¿Por qué? La urea es el principal componente del pis, y es utilizado en la mayoría de los productos para la piel.

¿Qué debo hacer? Déjate llevar por los instintos de la naturaleza y deja que fluyan. No es ninguna guarrería.

Usas gel antibacterias

¿Por qué? Un estudio de la Universidad de Míchigan advierte que usar continuadamente este tipo de geles y jabones pueden hacer que las bacterias acaben haciéndose resistente a tus anticuerpos.

¿Qué debo hacer? Usar un gel normal. El mismo estudio dice que no aumenta el riesgo de contraer enfermedades por usarlo.

No aprovechas el momento de la ducha para que tu ropa se planche

¿Por qué? Durante la ducha se crean unas condiciones en el baño en las que tu ropa se plancha sola.

¿Qué debo hacer? Colgar por el baño en perchas, bien estiradas, las prendas que te vayas a poner. Mientras ve duchándote, y cuando termines… adios arrugas.

Abusas del champú

¿Por qué? Lavarte el pelo con champú cada día provoca que el pelo pierda sus aceites naturales y se seque y descame.

¿Qué debo hacer? Usar champú sólo dos o tres veces por semana.

Desarollas tolerancia al desodorante

¿Por qué? Al igual que con los jabones antibacterias, usar siempre el mismo desodorante provoca que las bacterias que causan el olor acaben resistiéndolo.

¿Qué debo hacer? Cambiar de marca cada 6 meses.

Guarreas el espejo del baño

¿Por qué? Tras ducharte el espejo se empaña, y tendemos a secarlo con una toalla, solución que funciona unos segundos y deja el espejo sucio.

¿Qué debo hacer? Apunta al espejo con un secador durante 30 segundos y se desempañará permanentemente.

Dejas “zurraspas” en el bater

¿Por qué? No creo que haga falta que te lo expliquemos…

¿Qué debo hacer? Arroja un poco de papel higiénico en el bater antes de comenzar las maniobras, crearás una película a prueba de “derrapes”

Si te gustó, compártelo:

Publicado en Salud