Las bromas en internet están a la orden del día. Las hay de todo tipo, unas son bromas surrealistas, otras llevan a la gente al límite, otras acaban en una propuesta de matrimonio pero pocas acaban volviendo sobre la persona que las gasta. Y creo que no hay nada peor: pensar que tienes el control de la situación y ver que de repente algo ha salido mal, preocupado por algo que no te esperabas.

Esto mismo le pasó al bromista Roman Atwood, que como motivo de su 5º aniversario decidió esconder una cámara oculta y decirle a su mujer que la había engañado con otra, la réplica de su pareja no tarda en aparecer. La cara del protagonista no tiene desperdicio.

Original: Roman Atwood

Publicado en Miscelánea