Me encanta ir por la calle y encontrarme por sorpresa algún tipo de instalación artística, ya sea un inspirador graffiti, un impresionante trampantojo de Pejac o una divertida señal de tráfico de Clet Abraham.

Estas obras de arte callejero aprovechan el entorno urbano para sorprender a los viandantes y embellecer la ciudad, están hechas para durar e instalarse en la memoria.

Sin embargo, el arte de Slinkachu, un joven londinense nacido en 1979, es distinto. Su obra, aunque llamativa, pasa desapercibida a ojos de los demás y no es sino en su blog y página web donde es más fácil tomar conciencia de su trabajo.

Os presento “Gente Pequeña”, las diminutas esculturas e instalaciones urbanas de Slinkachu:

Mujer en un columpio.

figuras en miniatura 1

figuras en miniatura 2

Jugando en la piscina.

figuras en miniatura 3

figuras en miniatura 4

Desde el año 2006, Slinkachu modela, diseña, instala, fotografía y abandona sus creaciones en las calles de todo el mundo.

En el río.

figuras en miniatura 5

figuras en miniatura 6

Empresarios vs trabajadores.

figuras en miniatura 7

figuras en miniatura 8

Sus obras son un acertijo en sí mismas, ya que en la primera imagen debes buscar con atención sus esculturas. En la segunda imagen es cuando puedes darte cuenta de la obra en su magnitud.

En el horizonte.

figuras en miniatura 9

figuras en miniatura 10

Cultivo ecológico.

figuras en miniatura 11

figuras en miniatura 12

Es un juego a plena vista, que simboliza cómo el hombre moderno se ha visto superado por su entorno.

Presentación de cuentas trimestrales.

figuras en miniatura 13

figuras en miniatura 14

Arte urbano.

figuras en miniatura 15

figuras en miniatura 16

Con su trabajo el artista pretende conectar con el deseo que los ciudadanos tienen de encontrar entornos naturales que rompan con el color gris de la ciudad y su ajetreo. 

Exposición de arte junto al río.

figuras en miniatura 17

figuras en miniatura 18

Un día en la nieve.

figuras en miniatura 19

figuras en miniatura 20

La obra rebosa humor y surrealismo, y aunque pasa desapercibida a ojos de los ciudadanos de a pie, en internet está cosechando un éxito rotundo.

Si te ha gustado el trabajo de Slinkachu, puedes seguir su diminuta obra de arte callejero en su página web o en su perfil de Facebook.

Fuente: Wimp.com

Publicado en Cultura y ocio