Hay escenas que jamás nos cansaremos de ver y hoy vengo a mostraros precisamente una de ellas 😉

La madre de Carter, el bebé que protagoniza nuestra historia, solo quería supervisar cómo se encontraba cuando irrumpió en el salón, pues el pequeño estaba con fiebre y necesitaba bastante atención. Pero, para su sorpresa, Carter no estaba solo

Toby, el perro que la familia había adoptado un año antes después de que alguien le abandonara, abrazaba y velaba por su bebé en su corta ausencia. 

Como veréis a continuación, a pesar del trancazo y el malestar, al pequeño se le ve bastante a gusto siendo abrazado por su amigo mientras mira fijamente la televisión. 

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=NevY-LNAmK4