El patinaje sobre hielo puede que os parezca uno de los deportes más vistosos de los Juegos Olímpicos de Invierno, y no me extraña nada, pues es una disciplina que combina perfectamente la fuerza, agilidad y el talento artístico de una forma asombrosa.

En este deporte, Rusia siempre suele encontrarse entre las selecciones favoritas. Durante los Campeonatos Mundiales de Patinaje Sincronizado en 2013, el equipo femenino ruso sorprendió a todo el estadio con la increíble actuación que veremos hoy, la cual les llevó al segundo puesto del podio.

Os adelanto que la coordinación es sencillamente asombrosa y que el ejercicio llevaba como acompañamiento el famoso I will always love you de Whitney Houston que, sin duda, transformaron la actuación en un momento mágico…

Fuente: 0316seisato

Publicado en Cultura y ocio