Mucho se ha escrito sobre el autismo, y aun así nunca es suficiente. Hablar del autismo y sus necesidades especiales, el síndrome de Asperger, así como las de tantas otras enfermedades raras, es necesario.

Porque, ¿cómo va una sociedad a velar por el bienestar de parte de sus ciudadanos, si no conoce su afección? ¿Cómo va a ejercer la presión necesaria para que sus tratamientos y necesidades especiales se cubran por la sanidad publica, si no sabe nada de ellos?

Dar visibilidad a estos colectivos, así como a los familiares de estos enfermos debe ser una prioridad.

Realidad y ficción.

mitos_vacunacion_6

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por la alteración de la interacción social, la comunicación verbal y no verbal y el comportamiento restringido y repetitivo.

Afecta el procesamiento de información en el cerebro alterando cómo las células nerviosas y sus sinapsis se conectan y organizan; el cómo o el por qué ocurre no se conoce todavía.

La información es poder, y conocer la realidad sobre ésta y otras enfermedades raras nos permite distinguir la realidad de la ficción y evitar los fraudes.

Y es que hace unos años, algunos mercachifles y personas de escasa moralidad, relacionaron falsamente el uso de vacunas con el desarrollo del autismo. Aunque fueron condenados por la justicia, el daño estaba hecho.

La idea había calado entre algunos sectores de la sociedad que optaron por no vacunar a sus hijos, poniendo en riesgo la salud publica de todos y siendo responsables de la muerte de más de un menor.

El espectro autista.

gatito-niña-autista-1
El problema al que se enfrentan los especialistas, afectados y familiares, es la dificultad para diagnosticar e identificar el autismo.

Este trastorno no es absoluto, sino que puede presentarse con mayor o menor intensidad, componiendo así lo que los expertos denominan trastornos del espectro autista.

Digamos que cada persona es un mundo, y cada autista tiene un mundo interior distinto. No hay reglas mágicas, no hay tratamientos tipo. Cada caso es único.

La intervención temprana.

mitos_vacunacion_12

Lo que si saben los expertos es que la intervención temprana es crucial para ayudar a que los niños con autismo ganen habilidades de autocuidado, sociales y comunicativas.

Para ello es necesario poder diagnosticar el espectro autista del afectado y trabajar la conducta, cognición y habla en consecuencia.

En 2001, el doctor Simon Baron-Cohen y sus colegas en el Centro para la Investigación del Autismo en Cambridge, Reino Unido desarrollaron una herramienta para determinar el grado en que un adulto de inteligencia normal presenta los rasgos asociados a las condiciones del trastorno del espectro autista en el síndrome de Asperger.

La herramienta no es tanto un test para diagnosticar, sino lo contrario: una herramienta para descartar que se padezca este síndrome.

Por ello, en caso de obtener una puntuación alta, el resultado no debe ser tomado como correcto, pues debe ser corroborado por un experto. No obstante, el test descartará totalmente el síndrome de Asperger si se obtienen menos de 26 puntos.

El test.

Esto solo es una captura de pantalla del test que encontrarás pinchando aquí

Captura de pantalla 2015-08-05 a las 12.32.56
Si quieres saber más acerca de este síndrome no olvides visitar la página de espectroautista.info donde encontrarás mucha información y publicaciones sobre este colectivo.

Allí podrás encontrar también una versión online del test de Cociente de Espectro Autista desarrollado por Simon Baron-Cohen, una herramienta de autodiagnóstico para adultos que como te comentábamos anteriormente, puedes realizar pinchando aquí.

No olvides leer atentamente las instrucciones si deseas realizar este test, así como las de las versiones para adolescentes y niños si deseas realizárselas a tus hijos.

Fuentes:
Espectroautista.info, FederaciónAspergerEspaña, wikipedia.

Publicado en Salud