No todos las personas que nacen con una voz bonita tienen el temple necesario para subirse a un escenario. Y de estos, pocos tienen la destreza suficiente para callar a un auditorio completo y dejarles con la boca abierta.

Encontrar a alguien que reúna estos requisitos con 13 años es difícil, pero que encima tenga una voz tan delicada que consiga hacer llorar a un jurado profesional, no es algo que se vea todos los días.

Os presentamos a Solomia Lukyanets, una niña artista que desde muy pequeña demostró gran talento para la música y los idiomas. Con sólo 7 años le pidió a sus padres aprender a tocar el clarinete y el piano, y hoy con 14 años es capaz de poner en pie auditorios completos. No te la pierdas.

Original: Solomia Lukyanets Voice Kids Amazing voice Соломия Лукьянец

Publicado en Cultura y ocio