Seguramente muchas de vosotras penséis que el envejecimiento es ley de vida, pero es cierto que para evitar sufrirlo de forma prematura conviene cuidar nuestro cuerpo en la medida de lo posible. De hecho, una de las circunstancias que más preocupan a las mujeres maduras son las arrugas en el escote.

Evitar exponerse demasiado tiempo al sol, realizar cierto tipo de ejercicios con regularidad, hidratarse bien la zona con cremas o la postura para dormir pueden ser factores decisivos que determinen la pronta o tardía aparición de estas arrugas.

Nosotros vamos a centrarnos en la última parte, en la de cómo evitar las arrugas del pecho cuando dormimos.

Estaréis de acuerdo conmigo en que a muchos nos encanta acurrucarnos en la cama siempre del mismo lado o en posición fetal. Numerosas investigaciones sugieren que para retardar, e incluso evitar, este tipo de arrugas es conveniente dormir sobre nuestra espalda.

¿Cómo aparecen las arrugas en el pecho?

arrugas_pecho_4
En primer lugar hay que tener muy claro que las arrugas son una parte completamente normal del envejecimiento.

Sin embargo, estas pueden formarse y aumentar debido a varios factores que incluyen la pérdida de peso, la forma en que dormimos, la exposición al sol, las expresiones faciales y la deshidratación.

De acuerdo con Livestrong, la aparición de las arrugas en la zona del pecho puede retrasarse, e incluso evitarse, mediante el desarrollo de buenos hábitos del sueño.

Dormir de lado, por ejemplo, fomentará la aparición de surcos, debido al peso del pecho, que se irán acrecentando con el paso de los años y a medida que envejecemos.

A continuación os mostramos los consejos que, según los expertos, harán que consigamos dormir sobre nuestra espalda:

1. Coloca almohadas debajo de los brazos

arrugas_pecho_7
Aprender a posicionar las almohadas de forma diferente puede ser de gran ayuda. Trata de colocar dos almohadas, una debajo de cada brazo. Con ellas estaréis apoyando los brazos y las articulaciones de los hombros, impidiendo que deis vueltas durante el sueño. Es posible que en menos de una semana hayas terminado acostumbrándote a la nueva postura, tanto que ni siquiera te harán falta las almohadas.

2. Si las almohadas no funcionan, prueba con objetos más altos y duros

arrugas_pecho_8
En Livestrong sugieren colocar un cesto de ropa parcialmente lleno en uno de los lados. También podéis probar con montones de ropa, como abrigos o jerséis.

3. Coloca almohadas debajo de tus rodillas

arrugas_pecho_10
Coloca una almohada debajo de tus rodillas para ayudar a elevar las piernas y mantener la circulación. Esto también ayudará a alinear correctamente la columna vertebral y reducir el dolor de lumbares que podáis estar experimentando.

4. Utiliza una toalla como soporte para el cuello

arrugas_pecho_9
Prueba con una toalla enrollada para apoyar el cuello cómodamente mientras duermes. De acuerdo con Sleep City Mattress, a muchas personas les encanta usar almohadas delgadas como soporte.

5. Utiliza una almohada de viscoelástica para cervicales

arrugas_pecho_1
Estas almohadas están diseñadas para apoyar naturalmente la curva de la columna vertebral. El hecho de que sea de viscoelástica hará que se amolde perfectamente a la cabeza y al cuello, lo que ayudará a mitigar la tensión de los músculos.

6. Elige el colchón adecuado

arrugas_pecho_3
Todos estos consejos no servirían de nada sin un colchón que sea plenamente firme. Cuando no lo son, esto puede generar tensión en algunas partes de nuestro cuerpo, como caderas, hombros, articulaciones, e incluso reducir el flujo sanguíneo.

7. Prueba a utilizar sujetadores específicos contra las arrugas

arrugas_pecho_2
Este tipo de sujetadores ayuda a mantener los senos en su sitio durante el sueño. En cierto modo, se asemejan al sujetador deportivo visto por detrás y están fabricados de algodón y lycra. Además, su diseño hace que no se absorba la crema que os podáis estar dando en la zona.

Puede que parezca una prenda extraña, pero está diseñada para ayudar a mantener los pechos separados, por lo que con ellos podréis dormir de lado por las noches.

8. Hidratación, hidratación y más hidratación

arrugas_pecho_6
Aplica crema generosamente para hidratar la zona antes de meterte en la cama y una vez más cuando te levantes por la mañana.

La crema no es una solución definitiva, pero está demostrado que la piel seca se arruga más rápido y más a menudo, según afirma la Clínica Mayo.

9. Evita las cenas copiosas

arrugas_pecho_5
Como norma general, lo mejor es no consumir alimentos grasos y altos en carbohidratos y azúcares por la noche, especialmente justo antes de iros a dormir.

No solo os sentiréis mal al día siguiente, sino que haréis que el tracto intestinal trabaje el doble, algo que afecta a muchas partes de nuestro cuerpo, incluyendo la elasticidad de la piel.

Vía: Littlethings, imagen de portada por remedioscaserosparalasarrugas

Publicado en Moda y belleza