Pasamos cientos de horas delante de libros, pantallas de ordenador, móviles, etc. Raro es en el que en siglo XXI no usa algún tipo de gafa porque tiene defectos de visión. Pero ¿nunca os ha pasado que habéis intentado leer algo cuando no teníais las gafas a mano? He aquí un truco que no me creía hasta que lo probé.

Fuente 1
Publicado en Ciencia