Abrazado tiernamente a él, la afortunada compañera de este precioso boxer de 3 semanas invita a su cachorro, mediante aullidos, a que la imite. Sorprendentemente el animal se suma a ella, dando lugar a una escena muy conmovedora. Pero ¿por qué aúllan los perros?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los perros descienden de los lobos. Son el resultado de un largo proceso evolutivo y de domesticación humana. A pesar de este largo proceso, este comportamiento no lo han perdido y por eso nuestros perros siguen aullando para llamar nuestra atención, expresar ansiedad o para avisarnos de que un intruso se aproxima a nuestro territorio.

Sea como fuere, este pequeño cachorro desborda ternura por los cuatro costados y apostamos porque será un aullador excelente.

Fuente: For the Love of Boxers

Publicado en Animales