Gracias a Hollywood, el interés por los dinosaurios, la arqueología y la paleontología creció entre los más jóvenes hasta convertirse en un fenómeno fan; sin embargo, mucho de lo plasmado en sus películas es solo pura fantasía. Descubre con nosotros la verdad sobre estos impresionantes seres.

1.- Los dinosaurios fueron las criaturas más grandes que han existido en la Tierra

No todos los dinosaurios tuvieron un tamaño colosal, e incluso aquellos más más grandes parecen diminutos comparados con el animal más grande que nunca ha existido, nuestra contemporánea: la ballena azul.

Según los restos arqueológicos hallados, abundaban los dinosaurios de tamaño medio, siendo los más pequeños el Compsognathus y el Hesperonychus elizabethae, del tamaño de una gallina y un gato respectivamente y de un peso aproximado de 2 kilos.

2.- Los dinosaurios vivian en los trópicos

Mucha gente cree que eran de sangre fría y por ello solo podían vivir en la zona de los trópicos, donde las temperaturas eran más suaves. Sin embargo, igual que ocurre ahora con los animales, los dinosaurios se adaptaron para sobrevivir con éxito en todos los climas del planeta.

3.- Eran estúpidos y su cerebro muy pequeño

Durante mucho tiempo se creyó que los dinosaurios eran estúpidos, pero las ultimas investigaciones apuntan a que ciertas especies eran capaces de desarrollar comportamientos sociales, comunicarse entre ellos y cazar en grupo. Esta creencia se debe a que, respecto al tamaño de sus cráneos, muchos dinosaurios tenían cerebros diminutos.

4.- El jurásico no fue su edad de oro

A pesar de que Spielberg titulara su film como Jurasic Park, lo cierto es que el período de mayor biodiversidad no fue el Jurásico, sino el Cretácico superior tardío.

5.- El Tyranosaurius Rex fue el más grande y fiero de todos

Aunque se pensó que fue el más grande y perfecto de los depredadores, lo cierto es que hoy se sabe que el Spinosaurus fue mucho mayor, llegando a medir 16 metros de largo, frente a los 12’30 metros del mayor T-Rex jamás encontrado.

Estos dos dinosaurios no convivieron en la misma época, siendo considerado el T-Rex como una mejor máquina de matar en términos evolutivos, respecto al más antiguo y lento Spinosaurus.

6.- Los dinosaurios fueron una rama fallida de la evolución y por eso se extinguieron

La extinción de los dinosaurios nada tuvo que ver con su evolución social o su grado de inteligencia, sino con un cataclismo fortuito como el que nosotros mismos podríamos sufrir. Es cierto que no construyeron ciudades, no realizaron guerras organizadas entre especies ni desarrollaron tecnología, pero dominaron el planeta por tierra, aire y mar.

7.- Los mamíferos de la Era Mesozoica eran del tamaño de un ratón

Es cierto que la mayoría de los mamíferos de aquella época no excedieron el tamaño medio de un gato actual, aunque se cree que el Repenomamus pudo alcanzar un 1 metro de largo y unos 12-14 kg de peso. Y a juzgar por los restos encontrados, pudo alimentarse de crías de pequeños dinosaurios.

8.- Se extinguieron por culpa de un meteorito

Mucha gente está convencida de que el final de los dinosaurios fue consecuencia del impacto de un meteorito, pero esta es solo una de las múltiples hipótesis que se barajan. Lo que sí se sabe es que hubo un cataclismo que produjo lo que denominamos “gran extinción”, la cual mato al 16% de las especies marinas y al 18% de los vertebrados de la Tierra. Esto incluyó dinosaurios terrestres y marinos, reptiles voladores, moluscos y, además, un gran número de algas y plantas. Otra teoría que parece ganar fuerza con los años es la de la explosión de una supernova en el sistema solar, lo que habría provocado una grandísima radiación de rayos gamma y ultravioleta que habría calentado el planeta provocando hambre, miseria y muerte.

9.- La apariencia, velocidad e inteligencia de los velocirraptores es solo ficción

Sin los velocirraptores, Jurasic Park hubiera sido una película muy, muy, muy aburrida, y por ello los guionistas doblaron su tamaño, inventaron su inteligencia y crearon su fiera apariencia. Sin embargo, no hay ningún hallazgo arqueológico que sustente estas ideas; al revés, todas las contradicen.

Según los expertos, los velocirraptores estaban evolutivamente más cerca de los pájaros que de los T-Rex. Tenían plumas, eran animales de sangre caliente, median unos 60-70 cm de altura y pesaban aproximadamente 20 kg. Por el momento, no existe ninguna justificación paleontológica que haga pensar a los científicos que los velocirraptores fuesen capaces de correr muy rápido, cazar en manada o poseer una inteligencia superdesarrollada.

Fuente: Fishki.net Traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Ciencia