Su mamá asegura que su existencia es todo un milagro.

Cuando Scott Garside y Emma Newman trajeron a su pequeña bebé a casa con ellos se sentían tal como cualquier otro par de padres que acaban de tener a un bebé: llenos de emoción, amor y nervios. Pero también tenían un poco de miedo, ya que Charlotte había nacido con una condición tan rara y desconocida, que los doctores ni siquiera sabían cómo llamar o clasificar su condición.

La enfermedad que la aquejaba era un tipo de enanismo tan severo que los médicos le aseguraron a sus padres que probablemente no viviría más allá del año de vida. Pesaba sólo 450 gramos y medía 25 centímetros. Charlotte ni siquiera parecía un bebé real, de hecho, parecía una muñeca. La bebé llegó a convertirse en la menor de tres hermanas y su madre, decidida a que su llegada se viviera con la mayor normalidad posible, comenzó a vestirla con ropas originalmente confeccionadas para muñecos.

Ella misma confeccionaba sus pañales, los que no eran más grandes que una tarjeta de crédito.

La familia tuvo que encontrar una forma de que las necesidades de Charlotte se hicieran parte de lo cotidiano y fue eso mismo lo que hicieron, amándola entre todos, hermanas y padres, y agradeciendo al cielo por su compañía. Charlotte se enfrentó a complicaciones tales como un quiste en su hígado y un sistema inmune debilitado, pero eso no le impidió celebrar su segundo cumpleaños junto a su familia. Hoy en día, la pequeña tiene cinco años y está empezando la escuela en el mismo recinto al que van sus otras hermanas.

Si bien tener a Charlotte en una sala llena de niños comunes y corrientes le genera una gran preocupación a Emma, la pequeña de sólo 66 centímetros tiene un tutor que la vigila durante el día y que asegura que siente mucha curiosidad por el mundo que la rodea, tal como cualquier otro niño de su edad.

Charlotte, eso sí, sigue teniendo que usar ropa de muñeca y los doctores dicen que su edad mental es de tres años, un diagnostico bastante bueno considerando las grandes dificultades a las que se ha enfrentado en su corta vida y considerando que los doctores pronosticaban que moriría antes del año de edad.

Sus hermanas, Chloe de 15 años y Sabrina de 12 aseguran que tiene una personalidad muy fuerte y decidida y que aunque la gente teme que ella sea muy frágil o que la dañen sin querer, la verdad es que Charlotte es más fuerte de lo que la gente se imagina.

¡Definitivamente es todo un milagro!

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
www.upsocl.com