Por suerte, he tenido la suerte de trabajar en varios empleos antes de terminar la carrera, y he podido comparar cómo la actividad física de cada uno repercutía en mi cuerpo, y sin duda, es ahora cuando trabajo sentado cuando más lo estoy notando. He engordado casi 10 Kg en tres años, y eso que hago deporte y cuido mi dieta.

Cuando trabajé en hotel de una conocida playa mallorquina, donde hacía todo tipo de labores: reponer la comida del restaurante, recoger y poner mesas, fregar platos, servir refresos en la terraza, etc. mi cuerpo era una máquina de quemar calorías. Comía bastante, siempre sano eso si, pero durante ese verano mi cuerpo llegó literalmente a quedarse fibrado sin hacer nada más.

Otra temporada trabajé en una tienda, siempre de pié, y aunque no aumenté de peso ni lo perdí, sentía dolores de espalda y de pié bastantes frecuentes.

¿Sabes cuáles son los perjuicios de trabajar mucho tiempo sentado?

Trabajar sentado parece la panacea, pero tras tres años veo que no es suficiente con hacer deporte y cuidar la dieta. A partir de ahora procuraré levantarme más a menudo, y si mis compañeros me preguntan por qué, les enseñaré este vídeo:

Original: ASAP Science

Publicado en Ciencia