autobus-3

En Israel existe un grave problema en cuanto a escasez de viviendas, como pasa en Japón, que hace dificil encontrar un espacio adecuado para vivir.

A dos mujeres, Tali Shaul, una psicoterapeuta y Hagit Morevski, una especialista de tratamiento de aguas, se les ocurrió aprovechar un autobús abandonado para remodelarlo y conseguir así una casa en condiciones óptimas para ser habitada. No sólo no lo consiguieron sino que esta pecular vivienda respira estilo y diseño en cada esquina.

Se trata de un autobús completamente destartaladao, sin asientos y en muy mal estado. Antes de comenzar con la decoración se tuvo que acondicionar como por ejemplo instalar correctamente las ventanas, el suelo, los techos, o los pasos de las ruedas.

autobus-2

Donde estaba el puesto del conductor, ahora nos encontramos con un pequeño rincón de lectura. El volante aún se conserva a modo de decoración.

autobus-20

autobus-21

La zona de cocina y comedor dominan el espacio principal de toda la estancia. A un lado una barra de cocina con amplios espacios de almacenaje, un fregadero, una pequeña vitrocerámica y mucha superficie de trabajo. Al otro lado nos encontramos con dos sillones vintage al estilo de las cafeterías americanas de los años 50, y una mesita de juego.

autobus-1

autobus-7

autobus-6

autobus-24

En el centro del autobús se encuentra el cuarto de baño y la zona de almacenaje, decorada con un gran vinilo de Audrey Hepburn. El baño dispone de una amplia ducha y un lavabo de medidas estándar.

autobus-26

autobus-5

En el fondo del autobús nos encontramos con el dormitorio, con una amplia cama que ocupa todo el ancho para hacer las veces de sofá.

autobus-28

autobus-8

autobus-34
Fuente Decoesfera, Imágenes Lior Danzig. Este artículo apareció originalmente en nuestra web casasincreibles.com

Publicado en Cultura y ocio