Feng, una mujer de origen chino, ha dejado bastante claro que una infidelidad puede tener unas consecuencias inimaginables. Y es que, después de conocer que su marido, Fan Lung, le había sido infiel con otra mujer, decidió amputarle el pene mientras dormía, sin ningún tipo de contemplación y al más puro estilo Lorena Bobbitt. Por si fuera poco, esta esposa despechada acudió al hospital en el que le reimplantaron el miembro a su marido y volvió a amputárselo por segunda vez.

El suceso tuvo lugar en China después de que Fan, de 32 años y padre de cinco hijos, utilizara el teléfono móvil de su esposa, de 21, para enviar un e-mail a su amante. Al parecer, su mujer descubrió todo el engaño, después de que a su marido se le olvidase cerrar la sesión de su cuenta de correo en el dispositivo. Feng, por su parte, esperó hasta que su marido estuvo dormido y, con unas tijeras, le cortó toda su virilidad.

venganza_

El hombre fue trasladado inmediatamente al hospital, donde los especialistas lograron reimplantarle su miembro. Sin embargo, su todavía esposa parecía que no estaba dispuesta a rendirse y, tras colarse en la habitación donde el marido se recuperaba, le amputó nuevamente el pene.

No obstante, en esta ocasión lanzó el miembro seccionado por la ventana, para asegurarse de que esta vez no pudieran reimplantárselo. Fue entonces cuando, desesperado y presa del pánico, Fan salió corriendo tras la mujer. La escena se alargó hasta calle, mientras la sangre cubría las piernas de Fan, tal y como podemos ver en la imagen.

En unas declaraciones para el Daily Mail, un portavoz del hospital donde ocurrieron los hechos explicaba:

El personal del hospital salió corriendo para ver qué sucedía. Fue entonces cuando encontraron al paciente corriendo, con sangre entre las piernas, y golpeando a su mujer. Cuando por fin se detuvo, el personal descubrió que le habían cortado el pene de nuevo

A pesar de los esfuerzos del cuerpo de policía, las autoridades fueron incapaces de encontrar el miembro amputado, deduciendo que posiblemente fue encontrado por un perro o un gato callejero.

Afortunadamente para Fan, su amante Zhang Hung, de 21 años, no parece estar dispuesta a renunciar a él a pesar de su nueva condición, pues ya tiene 5 hijos. Incluso ha manifestado abiertamente su deseo de casarse con él.

Fuente: littlethings, Daily Telegraph

Publicado en Miscelánea