Ya estamos en otoño en el hemisferio norte. Esta época se caracteriza porque no hace ni frío ni calor, llueve y no llueve y hace viento o no lo hace, todo esto en el mismo día, por supuesto.

También es la época en la que podemos comprar las mejores manzanas de todo el año. Y no sé a vosotros, pero a mí me encantan los postres hechos con manzana.

Hoy os traemos una receta sencilla pero igualmente deliciosa. Se trata de una trenza de manzana con nueces y la podréis tener lista en poco menos de 1 hora.

Ingredientes:

– 1 huevo
– 1 cucharada de agua
– 1 cucharada de harina para pasteles (con levadura)
– 3 cucharadas de azúcar moreno
– ¼ de cucharadita de canela molida
– 2 manzanas grandes
– ¼ de taza de nueces picadas
– 1 plancha de hojaldre descongelado
– Azúcar sin refinar

Instrucciones

1. Pon el horno a precalentar a 175ºC. Saca la bandeja y coloca un papel encerado para horno encima.

2. En un recipiente pequeño mezcla el huevo y el agua con ayuda de un tenedor.

3. Pela las manzanas y córtalas en tiras más bien finas, como as de la imagen.

4. En un bol grande introduce las manzanas peladas y troceadas, el azúcar moreno, la harina, la nuez picada y la canela. Mezclado bien hasta que los ingredientes estén distribuidos uniformemente.

5. Pon un poco de harina sobre el papel encerado que está sobre la bandeja del horno. Coloca la plancha de hojaldre sobre el papel encerado, la harina evitará que se pegue.

6. Coloca la mezcla de las manzanas y los demás ingredientes sobre la plancha de hojaldre. Distribuye la mezcla tal y como se ve en la fotografía.

7. Haz cortes longitudinales en los bordes de masa. Estos cortes deben estar separados entre ellos unos 2 cm y deben quedar a 1 cm de la mezcla de manzana.

8. Ahora debes ir cubriendo la masa con las tiras que se quedan después de hacer los cortes. Cada vez hay que colocar una de cada lado y superponerlas diagonalmente. De este modo se quedará una forma como la de la imagen. Haz esto hasta que todo el relleno quede cubierto.

9. Moja una brocha en la mezcla de huevo y agua y da una capa sobre todo el pastel. Cuando hayas terminado, esparce un poco de azúcar no refinada por encima.

10. Introduce el pastel en el horno a media altura y hornéalo durante 35 minutos a 175ºC. En medio de la cocción da a vuelta a la trenza para que se cocine bien por los 2 lados.

El resultado final es igual de bonito que sabroso. Por supuesto, podéis añadir o cambiar los ingredientes que vosotros consideréis que pueden quedar mejor. A continuación os dejamos un vídeo donde podéis ver todo lo que os hemos explicado, pero en movimiento. Así aclarará cualquier duda que podáis tener.

Fuente: Tiphero, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Cocina