Nada más vergonzoso que un calzado mal oliente. 

Sin embargo muchas veces esta situación es difícil de evitar, debido a que el desagradable olor es culpa de las bacterias que habitan nuestro propio cuerpo.

Sara Landvik, trabaja en Novozymes y es experta en bacterias y otros microorganismos, y explica que las mismas bacterias que causan olor en las axilas, hacen que los zapatos o zapatillas apesten.

“Al igual que con todos los demás organismos, las bacterias necesitan fluido para prosperar, y el sudor de los pies es perfecto para eso“, explica.

Y agrega que “nuestra piel está cubierta de bacterias, incluidos los estafilococos, los micrococos y las corinebacterias, lo cual es bastante normal. La transpiración de los pies hace que las corinebacterias y los micrococcos fragmenten el sudor en un ácido graso llamado ácido isovalérico, y este causa el olor en las zapatillas”.

Elimina el mal olor

Sin embargo este problema tiene solución. A continuación la experta en bacterias y otros microorganismos de Novozymes, comparte tres secretos para eliminar el mal olor de los zapatos y zapatillas:

Congela

Pon las zapatillas en el congelador para matar las bacterias, dado que no pueden soportar las bajas temperaturas.

Seca

Las bacterias y los microorganismos prosperan en condiciones húmedas, por lo tanto, mantén las zapatillas secas, rellenándolas, por ejemplo, con papel periódico después de correr.

Neutraliza

Dado que el olor en las zapatillas proviene del ácido isovalérico, puedes neutralizarlo con un compuesto alcalino como bicarbonato de sodio. Espolvorea de media a una cucharada sopera de bicarbonato de sodio en cada zapatilla y déjalo actuar durante la noche.

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://cremitas.com