Cuando tienes que pelar un solo ajo, muchos recurrimos a aplastarlo con el cuchillo para que la piel se despegue de manera más sencilla, pero cuando tenemos que pelar varios, este truco se nos queda corto, además de que manipularlos nos deja ese olor impregnado en los dedos que tan desagradable es fuera de la cocina.

Existen artilugios, como el famoso exprimidor de ajos del IKEA que nos separa la piel del ajo, pero que tras un par de usos se tapona y hay que desatascarlo, y al final, nos volvemos a manchas.

Por eso el siguiente truco es de los mejores que hemos visto: te vale para pelar una cabeza entera de ajos y sólo necesitas un bote de cristal. El youtuber DaveHax nos enseña cómo hacerlo en el siguiente vídeo.

Original: Dave Hax

Publicado en Cocina