Hemos descubierto trucos maravillosos para mantener nuestra casa limpia y fresca, sin embargo, hay los lugares como el baño y la cocina, en los que la grasa y la suciedad se acumulan con mayor frecuencia y que necesitan de remedios más contundentes.

Aquellos consejos para limpiar el microondas con vinagre o desatascar el inodoro rapidamente usando cocacola han hecho nuestro día a día más sencillo, y ahora vamos a aprender el truco definitivo para limpiar nuestro horno sin esfuerzo. ¡Toma nota!

Cómo limpiar el horno.

Imagen via:  mejorconsalud

Imagen via: mejorconsalud

La suciedad del horno es una de las más duras que podemos encontrar, ya que las altas temperaturas que alcanza este extraordinario electrodoméstico contribuyen a fijar la grasa contra el cristal.

En el mercado existen algunos productos que ayudan a retirar estas manchas, sin embargo son caros y están llenos de productos corrosivos.

Si prefieres no aplicar este tipo de soluciones en un aparato en el que preparas comida, puedes probar este estupendo remedio natural.

Ingredientes y utensilios.

Captura de pantalla 2015-08-06 a las 9.07.51

– Agua
– Un pulverizador
– Vinagre
– Bicarbonato en polvo
– Un estropajo
– Un cuenco

Instrucciones de uso.

Imagen via:  dialhogar

Imagen via: dialhogar

1. Retira las bandejas y vacía el horno. Aprovecha para quitar cualquier resto superficial de suciedad con un paño.

2. Utilizando el cuenco deberes mezclar 5 cucharadas de bicarbonato con un poco de agua hasta conseguir una pasta uniforme que a modo de crema puedas untar fácilmente.

3. Aplica la pasta por la superficie del horno, paredes interiores, puerta y cristal. Al contacto con el aire, la pasta reaccionará volviéndose marrón. No es necesario que la pasta se reparta uniformemente pero si que cubra todas las superficies, por lo que no dudes en hacer más si se acaba la mezcla.

4. Deja actuar la bicarbonato un mínimo de 12 horas. Yo lo hice a última hora del día y lo dejé actuar toda la noche. Deja la puerta entreabierta

5. Transcurrido el tiempo de espera, retira con la ayuda de un trapo húmedo toda la bicarbonato que sea posible.

6. Ahora con el pulverizador cargado de vinagre, rociaremos el horno, especialmente los lugares con restos de bicarbonato.

7. El vinagre reacciona con la bicarbonato creando una potente espuma que desincrusta la suciedad. Deja que actué un par de minutos y comienza a retirar toda la espuma con un paño húmedo.

17_limpieza_horno

8. ¡Listo! Tu horno lucirá impecable, sin esfuerzo y sin recurrir a productos químicos.

Nota: Si sólo necesitas limpiar la puerta del horno, basta con dejar actuar la bicarbonato 30 minutos. El interior del horno es más complicado debido a que la suciedad se incrusta en su fondo.

¿Y tú? ¿Conoces otros trucos de limpieza que quieras compartir con nosotros en nuestro foro?

Publicado en Hogar