La naturaleza, como parte de su diseño inteligente, ha segmentado a los animales en herbívoros, carnívoros y omnívoros en función de los “alimentos” que compongan su dieta.

Como nos enseñaron en primaria, los herbívoros comen alimentos de origen vegetal. Los carnívoros, ya cacen por sí mismos o sean carroñero, comen carne. Y los omnívoros pueden elegir su dieta de un amplio abanico de alimentos, algo que depende más de la disponibilidad de los mismos que de sus gustos. Excepto en el caso del ser humano.

Esta clasificación no quiere decir que los animales no puedan cambiar de dieta, o al menos intentarlo, si ven la oportunidad.

El atún que quería cambiar de dieta

atun

Los atunes son animales carnívoros, cuyo sistema digestivo está preparado para comer, de un bocado, peces de menor tamaño.

No suelen ser carroñeros, pero si se presenta la oportunidad de probar un nuevo bocado, no se negarán. Al menos hasta que se den cuenta de que no pueden digerirlo y lo escupan.

Eso es lo que ocurre en el siguiente video, donde un intrépido atún con gusto por la comida exótica decide comerse una gaviota durante su paseo por el puerto. Tras unos segundos de incertidumbre, esta aventura culinaria termina entre risas.

Fuente: Tuna swallows seagull and spits it back out again

Publicado en Animales