Aunque nos cueste reconocerlo, somos envidiosos por naturaleza. Todos queremos conseguir aquellas cosas de los demás que nos gustan y que no tenemos. No sólo objetos tangibles, sino también envidiamos situaciones o estados. Hay a quienes les gustaría ser tan alto como una persona a la que admiran, tener un coche más rápido que el que le acaba de adelantar, etc. Muchas personas desean la vida de otros, si pararse a pensar lo afortunados que son en la suya.

My Shoes -mis zapatos- es un corto de Nima Raoofi, que no compartimos con vosotros por su realización, ni por la interpretación de sus actores -en ese sentido es bastante normalito- sino por el mensaje que transmite. En él, su protagonista es un niño pobre con los zapatos destrozados que desea tener la vida de otro niño.

Sintámonos orgullosos y felices de lo que tenemos.

Original: Nima Raoofi

Publicado en Miscelánea