El feng shui es un antiguo arte china que significa, literalmente, “viento y agua”. Este sistema milenario también es conocido como la geomancia china.

Una gran parte de su contenido es filosófico y se basa en la metafísica china. La finalidad del feng shui es el conocimiento de la distribución y fluidez de las “energías positivas” (lo ponemos entre comillas porque somos escépticos en estos temas) en nuestras viviendas y en sus ocupantes. Este conocimiento viene de la observación de las montañas, los ríos y la naturaleza, que en su infinita sabiduría los coloca de la manera correcta para el fluir de las energías.

chino pinta pared de acantilado de verde porque le daba mal feng shui 2

Los pintores tampoco debían tener muchas luces

Muchos habitantes del pueblo chino practican esta filosofía de vida y se la toman muy en serio. Tanto es así que incluso algunas ciudades chinas son construidas teniendo en cuenta los principios del feng shui.

Aunque como suele suceder, los extremos no son nunca buenos y lo que ha sucedido con un ciudadano del condado de Qijiang en Chongqing es una clara muestra de ello.

El hombre en cuestión, que responde al nombre de Yang Zhigang, contrató los servicios de un equipo de 6 pintores para que cubriesen una pared de un acantilado que, según palabras de Yang, daba un mal feng shui a su hogar.

chino pinta pared de acantilado de verde porque le daba mal feng shui 1

Menos mal que no le dio por pintarlo de rosa

Armados con unos cuantos litros de pintura el equipo se descolgó por el acantilado pintando de color verde sus más de 900 metros de alto. En total son unos 2.000 m2 han sido afectados por este despropósito.

chino pinta pared de acantilado de verde porque le daba mal feng shui 3

Y así es como se ha quedado el acantilado

Las autoridades Chinas todavía no tienen muy claro cuál puede ser el castigo aplicable legalmente y están estudiando la magnitud de los daños ocasionados.

A pesar de todo Yang está muy contento con su “obra” y ha declarado:

“Creo que el acantilado se ve bastante bien después de una mano de pintura ¿Qué hay de malo en ello?”

Fuente: Shanghaiist

Publicado en Miscelánea