Los alumnos de la escuela primaria Robert Coleman de Baltimore, EE.UU., han cambiado los castigos por clases de meditación, afrontando y paliando los malos comportamientos de sus alumnos desde otro enfoque completamente distinto.

Dos años después de la puesta en marcha de este proyecto los resultados son sorprendentes y padres, profesores y alumnos se muestran encantados con ella.

Descubre con nosotros esta maravillosa iniciativa y ayuda a divulgarla con la esperanza de que otros centros escolares la pongan en marcha.

Se acabaron los castigos en el colegio Robert Coleman de Baltimore, EE.UU.

Al menos aquellos castigos tradicionales en los que los alumnos debían repetir 1000 veces una frase ejemplificadora

Aquellos cuartos de castigo en los que se reunían los alumnos, sin importar su curso o edad, bajo la supervisión de un profesor o vigilante…

han sido sustituidas por cuartos de meditación.

Allí los alumnos con problemas son atendidos por un experto en meditación, quien les ayuda a calmar su ansiedad y a concentrarse

Los castigos tradicionales eran a todas luces ineficaces, por lo que no era extraño ver cómo los propios alumnos regresaban desmotivados una y otra vez

En cambio, la meditación ha resultado ser todo un éxito. Los alumnos no solo tienen tiempo para pensar en lo ocurrido, sino que salen del aula con herramientas nuevas para aplicar en sus conflictos y problemas diarios

La meditación ha resultado ser tan eficaz que no solo se aplica como correctivo no coercitivo, sino que se ha puesto en práctica como apoyo para niños con problemas de ansiedad social, bullyng, falta de concentración o dolores psicosomáticos derivados de la ansiedad y el estrés

También como recuerdo de apoyo, si se detecta que los niños puedan tener algún problema en casa

Según los estudiantes, la meditación les ayuda cuando tienen que hacer frente a las pruebas de nivel, conflictos entre compañeros o en casa

El programa de meditación como apoyo para resolver conflictos dentro y fuera del aula, ha sido posible gracias a la labor desinteresada de la Fundación Vida Holistica de Baltimore y a sus monitores de yoga.

Padres, profesores y alumnos parecen mostrarse encantados con el proyecto, que ya ha cumplido los dos años, mientras que los reportes de incidentes y peleas no hacen más que descender. 

Con las dramáticas noticias sobre bullyng y suicidio juvenil que hemos conocido, esta iniciativa nos parece de gran importancia y la compartimos con todos vosotros, por si estuvierais en situación de impulsarla en vuestras respectivas comunidades. Gracias

 

Fuente: deadbees.net y mymodernmet.com

Publicado en Miscelánea