Estamos tan acostumbrados a narrar la maldad del ser humano, que olvidamos que la gran mayoría de los hombres y mujeres del planeta albergan solidaridad, amor y bondad en su corazón.

Del mismo modo y a pesar de que los animales sufran mucho por nuestras irresponsabilidades, estos saben bien las cosas que somos capaces de obrar, gracias a nuestra inteligencia y nuestras extraordinarias manos.

Por esta razón, el cuervo salvaje que podéis ver a continuación, se ha posado cerca de un grupo de humanos que estaban trabajando en una granja. Graznando de forma insistente, el pájaro llamó la atención de los presentes, que observaron que tenía tres púas de puercoespín clavadas en su cara.

Con cuidado, el cuervo se puso en las manos de los granjeros que, a juzgar por el video, demostraron ser unos enfermeros maravillosos.

Original: Raven Rescue (Crow)

Publicado en Animales