Las ciudades no dejan de crecer y con ello, su tráfico y los atascos, un problema que casi todas han intentado solucionar desviando la circulación bajo tierra y fomentando el uso del transporte público.

El problema de las carreteras y las líneas de metro subterráneas es que deben de convivir con una ya amplia red de alcantarillado, luz, gas, teléfono, y tantos otros túneles que hacen que nuestras ciudades empiecen a parecer un queso gruyer. Un gigantesco hormiguero en el que hay que moverse con cuidado o un simple error de cálculo podría hacer colapsar toda la estructura.

Eso precisamente es lo que ha ocurrido en la ciudad china de Dongguan, provincia de Guangdong, cuando un enorme tramo de carretera desapareció en segundos ante la vista de varios vecinos.

El derrumbe fue causado por las obras de construcción y cimentación de la nueva linea de tren que conectaría Dongguan y Huizhou.

Más de 300 metros cuadrados de tierra colapsaron provocando una víctima mortal. Los edificios quedaron al borde del precipicio por lo que más de 200 personas tuvieron que ser desalojadas de sus trabajos y residencias.

En el siguiente gif podrás ver cómo la tierra desaparece en segundos, quedando los edificios adyacentes al borde del precipicio.

View post on imgur.com

El gigantesco crater ya ha sido sellado y rellenado para preservar la seguridad de la zona, aunque la obra del ferrocarril aun no se ha reanudado a la espera de los informes técnicos.

Original: thetelegraph.co

Publicado en Miscelánea