Menudo susto se debieron de llevar los campistas de Inskip Point, un camping cerca de playa Rainbow en Australia. Y es que este mismo sábado vieron, literalmente, como el suelo se hundía bajo sus pies.

Así quedó la playa

Así quedó la playa

El agujero que se formó mide 150 metros de largo, por 50 de ancho con una profundidad de 3 metros, y se abrió sin previo aviso la madrugada del fin de semana. En un momento se tragó un automóvil, una caravana y varias tiendas de campaña como si nada. Alrededor de 150 personas tuvieron que ser evacuadas. Por suerte no hay que lamentar la pérdida de vidas humanas, pero las autoridades han cercado la zona, y han advertido de lo peligroso que es acercarse al lugar del incidente, por si se producen más hundimientos.

Este fenómeno es conocido como dolinas y se dan con más frecuencia de lo que pudiéramos pensar. Ya en 2011 sucedió una catástrofe similar casi en el mismo lugar.

Yo no me acercaría tanto al borde...

Yo no me acercaría tanto al borde…

Las dolinas o torcas, se producen en terrenos formados mayormente por rocas calcáreas. El proceso de gestación de una dolina suele ser de varios miles de años. El motivo principal por el que aparecen es debido a la llamada erosión kárstica. Esto es que una roca carbonatada se va disolviendo poco a poco con el efecto del agua filtrada y el paso de los años. Con el tiempo se van creando una serie de cuevas y galerías subterráneas. Cuando la estructura ya no puede aguantar el peso de la tierra, cede y da lugar a su forma característica.

El proceso de hundimiento puede variar entre unos minutos y unas horas, dependiendo de las circunstancias y la forma de las cuevas que se hubieran formado bajo tierra.

Esta dolina se produjo en la ciudad de Guatemala

Esta dolina se produjo en la ciudad de Guatemala

En las zonas urbanas es más fácil detectar los signos de que se va a producir un hundimiento de este tipo. Grietas en los edificios, ventanas que antes encajaban y ahora no, pueden ser signos de que una dolina está empezando a fraguarse debajo de nuestra casa. De todas formas no hay que alarmarse, normalmente, los constructores hacen estudios del terreno y de sus características antes de ponerse a construir edificios porque si.

Fuente: BBC

Publicado en Miscelánea