¿Puede un lago desaparecer de la noche a la mañana? La respuesta es sí. Lo que aún no hemos descubierto es cómo ha podido suceder.

Este era el impresionante Lago Riesco, situado a 27 kilómetros del Puerto de Aysén, en la Patagonia

Y este es el lago hoy. Entre ambas fotografías han pasado tan solo unos años, pero la gran mayoría de sus aguas han desaparecido repentinamente en una sola noche

El lago poseía una extension de 1.400 hectáreas de terreno, y una profundidad máxima de 23 metros

Debido a la falta de precipitaciones, estos últimos dos años el lago había decrecido un poco

Sin embargo, la situación no era alarmante, pues el Lago Riesco aún poseía un caudal formidable

Todo cambió en las últimas semanas, cuando el agua comenzó a desaparecer rápidamente dejando el lago prácticamente seco

Los expertos no consiguen ponerse de acuerdo sobre las razones de su desaparición, lo que sin duda acrecienta el misterio

Cabe mencionar que el clima de la región es marítimo, con gran humedad y temperaturas medias y frías, por lo que una evaporación por calor ha sido descartada

Otros expertos creen que la causa del suceso es el movimiento de las placas tectónicas, ya que el lago está asentado sobre una falla

Selección_076

No obstante, los equipos de medición de sísmica no han registrado ninguna actividad inusual, por lo que algunos usuarios de internet han preferido dejar volar su imaginación

Sea cual sea la causa, es una catástrofe medioambiental en toda regla, pues muchos animales, plantas, zonas de cultivo, e incluso el turismo, dependen de sus valiosas aguas.

A continuación os dejamos con un vídeo compartido por Miriam Henriquez, en el que podréis ver el estado actual del Lago Riesco.

Fuentes: guioteca.com y Red Conciencia Argentina

Publicado en Insólito